Hacia rutas salvajes

¿Por qué desapareció Chris McCandless?El debateLas causas de su muerteEl adiós de Chris McCandless. ConclusionesEpílogo; los padres visitan el busCronología de Hacia Rutas salvajesNotas al pie

Dedicatorias y comienzos impactantes.
Serie no-ficción.

27 de abril de 1992
¡Recuerdos desde Fairbanks! Esto es lo último que sabrás de mí, Wayne. Estoy aquí desde hace dos días. Viajar a dedo por el territorio del Yukon ha sido difícil, pero al final he conseguido llegar.
Por favor, devuelve mi correo a los remitentes. Puede pasar mucho tiempo antes de que regrese al sur. Si esta aventura termina mal y nunca vuelves a tener noticias mías, quiero que sepas que te considero un gran hombre. Ahora me dirijo hacia tierras salvajes.

ALEX
[Postal recibida por Wayne Westerberg en Carthage, Dakota del Sur.]

Alex, cuyo nombre real era Chris McCandless, se disponía a realizar su soñada aventura de una vida en solitario y salvaje, en tierras de Alaska.

Continuar leyendo «Hacia rutas salvajes»

Si ésto es un hombre.

¿Cómo escribir sobre Auschwitz?La «Nueva Biblia»Sobre el mal y los «hombres corrientes»Un monumento a la memoriaLa problemática muerte de Primo Levi.Cita del «lenguaje nuevo»cita de la «plegaria de Kuhn»cita del no-sistemaSin aparatosidad y sin cóleraUna de las citas más impactantes del librocitas de la muerte en vidanotas al pie

Dedicatorias y comienzos impactantes.
Serie no-ficción.

[2]
Los que vivís seguros 
En vuestras casas caldeadas 
Los que os encontráis, al volver por la tarde, 
La comida caliente y los rostros amigos: 
Considerad si es un hombre 
Quien trabaja en el fango 
Quien no conoce la paz 
Quien lucha por la mitad de un panecillo 
Quien muere por un sí o por un no. 
Considerad si es una mujer 
Quien no tiene cabellos ni nombre 
Ni fuerzas para recordarlo 
Vacía la mirada y frío el regazo 
Como una rana invernal 
Pensad que esto ha sucedido: 
Os encomiendo estas palabras. 
Grabadlas en vuestros corazones
 

Al estar en casa, al ir por la calle, 
Al acostaros, al levantaros; 
Repetídselas a vuestros hijos. 
O que vuestra casa se derrumbe, 
La enfermedad os imposibilite, 
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro. 



En el prólogo de esta edición, Vicenç Villatoro se pregunta: ¿cómo se puede escribir literatura sobre Auschwitz? Una de las pesadillas recurrentes en el campo, era que lo contaban a los suyos y no eran comprendidos, o ni siquiera escuchados. Las palabras y los recursos literarios nunca son adecuados (suficientes, satisfactorios, pertinentes) ante el monstruo del horror, y en cambio, se impone el silencio…

Continuar leyendo «Si ésto es un hombre.»

En el nombre del padre

Dedicatorias y comienzos impactantes.
Serie no-ficción.

Mi muerte limpiará tu nombre.
Limpia tu luego el mío.

Giuseppe Conlon, 18 de enero de 1980.


En la página anterior, la dedicatoria del hijo, el autor:

Este libro está dedicado
a mi padre y a mi familia.

Gerry Conlon, 1990

«Voy a contarlo todo, absolutamente todo», piensa Gerry, observando el aire inquieto de los agentes, tras la sentencia.

Continuar leyendo «En el nombre del padre»