Poema visual 13: Unorthodox

unorthodox
Poema visual (poemágen) basado en la serie Unorthodox.


Me salva el instinto, me salva de mi exterminio (y de tantos como yo), el instinto que persigue sonreír. Así llega mi segundo bautismo, en las aguas berlinesas de Wansee.

Ahora, retiro mi cabellera triste, pesada como un muro de lamentos, o cientos de ritos satmar, y que se hunda como cenizas en el maldito Wansee. Presiente cada poro de mi pelada cabeza, aire tibio que acaricia, sonrisas que despiertan a su contacto.

La ortodoxia cristiana postula que la fe salva. Unortodox significa heterodoxa, en alusión a Esty, absoluta protagonista de la serie, que sin duda necesita salvarse.

No sabemos si por la fe, pero no se salvará, ni mucho menos, por una religión, en este caso judía (o jasídica, según comentan en el making of); al contrario: se salvará «de» ésta, no «por» ésta.

La salvará ese instinto o necesidad que todos tenemos de buscar la felicidad, al menos de rechazar la insatisfacción permanente. La infelicidad (siempre más concreta y real que su opuesto, el discutible concepto de felicidad) puede conducir a la destrucción completa de un ser humano individual.

unorthodox boda


Si se alude al «exterminio» no es gratuitamente. El trasfondo ultra-religioso judío (o jasídico) es constante en Unorthodox. La comunidad de la que Etsy escapa se llama Satmar, originaria de Hungría, la cual construyó su identidad colectiva sobre la base, ni más ni menos, del «exterminio físico del pueblo judío», su «matanza administrativa» (en términos de Hannah Arendt).

Así llega mi segundo bautismo, en las aguas berlinesas de Wansee.


El fotograma en el que se inspira este poema visual, corresponde a lo que sería un segundo bautismo de Esty, orientado en la dirección opuesta del primero, rodado en capítulos anteriores. El primero significaba cumplimiento del ritual y, por tanto, mayor integración en la comunidad.

El segundo significaría desprendimiento con respecto de aquellas reglas, romper con un pasado en el que Etsy solo podía ser infeliz.

Están en un lago cerca de Berlín, y sus nuevos conocidos le cuentan, señalando hacia uno de los márgenes, que allí mismo se decidió la matanza de su raza (si es que existen las razas, científicamente hablando, todavía hoy…). Tiene que tratarse de la Conferencia de «Wansee», en la cual hombres importantes del régimen, o lo que es prácticamente lo mismo, la sociedad alemana de entonces, tenían que debatir al respecto.

unorthodox peluca


No cabe duda de que enfocaron el «problema» con gran diligencia (entiéndase con absoluto sarcasmo). Cabe decir, en este punto, que la citada Arendt puso de manifiesto el importantísimo papel que desempeñaron los dirigentes judíos en la destrucción de su propia nación (no estando libres de coacción, por supuesto, ya que ¿quién podía estar libre? Tampoco les justifico…)

Ahora, retiro mi cabellera triste, pesada como un muro de lamentos, o cientos de ritos satmar,


Segundos antes del fotograma escogido para este poema, en la misma secuencia cinematográfica, Esty retira su peluca de media melena lisa y carente de estilo. Esta peluca, suponemos, no tiene otra función que la de ocultar su pertenencia a los Satmar, es decir, no llamar demasiado la atención entre la gente de Brooklin (Nueva York), cuando vivía todavía en aquella zona, concretamente en Williamsburg.

Esty había sido rapada en acto ritual. El cabello de la mujer (no decimos el «pelo») no debe ser contemplado más que por Yanky, el marido. (Curioso que el cabello de los hombres no tenga el mismo potencial erotizante, o eso, o es que son hombres, claro).

unorthodox pelada


(…) y que se hunda como cenizas en el maldito Wansee.

Presiente cada poro de mi pelada cabeza, aire tibio que acaricia, sonrisas que despiertan a su contacto.


Las cosas van a cambiar. Pero ¿qué puede hacer una persona como Esty, en una ciudad y en un país que no conoce? ¿Conseguirán su marido, y el irritante pariente que le acompaña, forzarla a volver?

Todo es incierto para ella. Sin embargo, ha demostrado un gran valor, y no está escrito que no lo pueda conseguir. Ella misma se ha liberado, y a pesar de que nada va a ser fácil, dadas las circunstancias, ha nacido una esperanza que la invita a sonreír.

Puedes opinar. Gracias!

Contenido original. MBG – twitter.com/ComuniMan

Fuentes:
-> el making of de la serie Unorthodox, disponible en Netfilix;
->Eichmann y el holocausto, de Hannah Arendt. Ed. Taurus, Great ideas. 2012.