Poema visual 9: Chris McCandless, hacia rutas salvajes

Chris en el bus
Poema visual basado en la historia real de Chris McCandless, narrada en «Hacia rutas salvajes» («Into the wild», de Jon Krakauer).

La noticia de la muerte de Chris

poema_Chris

«No soy esa fría noticia
de un turbio autoestopista muerto»

Era fácil al principio, cuando no se conocía la historia al completo (obviamente, el libro de Krakauer como mucho se gestaba) tomar a Chris McCandless por algo que no había sido.

Las noticias de la muerte de Chris, del estilo “… el misterio del excursionista muerto de inanición”, (“starved hiker”) originaron el siguiente debate:

De un lado, estaban los que acusaban al fallecido de irresponsable, por haberse adentrado con ignorancia temeraria, provisto de un equipo insuficiente, en un medio salvaje y hostil.

Del otro lado, aquellos que defendían a McCandless, parecían intuir que era algo más que un estúpido, o un adicto al peligro.

reportaje sobre Chris
Fin del camino.

Hacia rutas salvajes…

«Yo moría en caminos trillados de asfalto
hogares rotos, esa cara seguridad»

Todo lo contrario, como se desprende del ensayo “Hacia rutas salvajes«, de Jon Krakauer, Chris McCandless era un chico extraordinario, alguien a quien no deberíamos juzgar a la ligera.

En lugar de peligro gratuito, buscaba el sentido profundo de una vida auténtica. No era un ignorante, sino un chico realmente inteligente y bien formado. No era un tipo conflictivo antipático; cultivaba relaciones afectuosas.

Allí donde no alcanza la sociedad, sus vicios y mentiras, el afán consumista desenfrenado, los defectos capitalistas, es en la naturaleza, en tierras salvajes; lejos de los «caminos trillados  [comunes y sabidos] de asfalto», transitados por todos en el frenesí de las ciudades, en el seno de una sociedad en la cual, claro está, las necesidades (y presuntas necesidades) están más que garantizadas.

familia de Chris
La familia de McCandless, años antes de 1992

Lo de “hogares rotos” hace referencia a una problemática relación con sus padres (más en https://poemavisual.net/hacia-rutas-salvajes#chris). Además, los “hogares rotos” o las dificultades familiares pueden ser algo -nos parece al menos- bastante representativo de la sociedad en general, de la que Chris McCandless quiso escapar.

«No necesito nada de esto»

Aparte del rifle y unos kilos de arroz, todo ello material insuficiente, ciertamente, para su aventura existencial, Chris acarreaba obras de sus admirados escritores, como por ejemplo, Henry David Thoreau. Thoreau decía cosas como ésta:

“La mayoría de los lujos y muchas de las llamadas comodidades de la vida, no sólo no son indispensables, sino que resultan verdaderos obstáculos para la elevación de la humanidad”

(Walden; capítulo Economía)

H D Thoreau
Henry David Thoreau (1817 – 1862)

Desde esta perspectiva, ¿qué era lo que el sistema y la sociedad tenían para ofrecer?

El adiós de Chris McCandless en Alaska

«Sólo busco mi destino en las tierras salvajes,
mi norte, mi destino helado, (…)»

Alaska, sus tierras salvajes, cumplían perfectamente los requisitos de lugar incorrupto, donde no alcanza «nada de esto».

Aquella necesidad de sentido profundo, por oposición al sistema y sus «caminos trillados», era asimismo un “destino”, un “norte” (norte también natural o geográfico) para él.

Rutas salvajas Alaska
Donde estaba el autobús (o muy parecido). Alaska.

«Helado» puede ser tanto descriptivo del lugar, como expresivo en alusión al desenlace de la historia de Chris McCandless, su funesto destino.

«(…), mi única opción de felicidad»

chris by
El adios y la nota. Su actitud.

Pero fue feliz. En una fotografía que se hizo a sí mismo, días antes de morir (a parte del rifle y del arroz, llevaba una cámara), con una abierta sonrisa en su demacrado rostro, muestra una nota que dice:

“He tenido una vida feliz y doy gracias al señor. Adiós y que Dios os bendiga.”

Siendo tan joven, habiendo ya decidido volver, pero habiéndole el río cerrado el paso (sobre el intento de volver) ; envenenado y muerto de hambre, completamente sólo, (pero también completamente seguro de lo que quiso ser y hacer), con increíble espíritu se despide del mundo, generoso y en positivo.

Puedes opinar. Gracias!

Contenido original. MBG – twitter.com/ComuniMan

Fuente: HACIA RUTAS SALVAJES, de Jon Krakauer; 1ªedición: enero 2009 ;
Ediciones B, S. A. para el sello Zeta Bolsillo
Título original: Into the wild. Copyright 1996.

2 opiniones en “Poema visual 9: Chris McCandless, hacia rutas salvajes”

  1. Cuando rompes con tu mundo, y logras ser feliz con lo que te apasiona, y poder vivir con ello, es que has llegado al vertice de la piramide de maslow, saltándote unos cuantos escalones, como Chris Mc Candless. Pero Maslow está equivocado, porque la felicidad no està en la meta, sinó en el camino.

    Amoroset

  2. Gracias por tu comentario 🙂
    Tal vez sea temerario afrimar que según Maslow «la felicidad está en la meta»?
    En cualquier caso, coincido contigo en la valoración del elemento «camino» en lo referente a la «realización» humana…
    Mientras haya esperanza/ilusión/ganas en el caminar/en lo que se pueda uno encontrar…
    (i nada de precipicios!! 🙂 -tu ja m’entens…- jejej)

Comentarios cerrados.