Poema visual 4: Julio Cortázar

Julio Cortázar inspira
Poema visual basado en un relato de Julio Cortázar.
Imágen collage de Suzanne Moxhay.
Textos poéticos: MBG – twitter.com/ComuniMan

Cortázar y la ficciónLa artista visual Suzanne Moxhay

Este no es un “poemágen” puro. No hay juego tipográfico. Confieso que el poema no nace de la imagen. De hecho, este poema nace de un relato breve y sorprendente de Julio Cortázar.

Busqué una fotografía que pegara, contacté con la autora, Suzanne Moxhay, a quien adjunté el poema traducido al inglés. Le expliqué el sentido de la exposición (“Poemágenes” en Sant Cugat, Barcelona) y no olvidé mencionar a Cortázar.

Suzanne me alegró el día con una fantástica valoración, “bonito” e “interesante” -creo que fueron sus términos-, y entonces me dijo algo que vinculó con mayor sentido a su collage con mi texto: resultó que ella admira a Cortázar, y colecciona relatos breves del mismo.

Hacia el año 1991 (hace ahora 29 años) en clase de literatura, analizamos este intrigante y motivador relato breve de Julio Cortázar: La continuidad de los parques. El relato me impresionó; no sabía que, con técnicas avanzadas de narrativa, se podía dejar alucinado al incauto lector. Lo guardé (y jamás lo tiré si me encontraba con él en fase de mudanzas), como si algo tuviese que hacerse con él.

Ficción en Julio Cortázar

Esto era lo mágico y sorprendente, haber creado como un subnivel de ficción dentro de la ficción convencional.

retrato de Cortázar

En el poema, como en el texto de Julio Cortázar (aunque más marcadamente en estos versos) hay varios conjuntos de palabras que se repiten, al principio y al final de la pieza:“el autor”, “arrellanado”, “su sillón favorito”, “señoriales ventanales”. Como en el relato original, esto sirve para conectar y poder identificar al personaje y ambiente del principio, correspondientes a la ficción convencional, con el mismo personaje y ambientación del final, correspondientes a la ficción dentro de la ficción. La naturaleza de la ficción es ambigua y etérea.

En pocas palabras, -si alguien quiere leer este relato, mejor que no lea este párrafo- un personaje retoma la lectura de una novela, en su sillón, se va sumergiendo cada vez más y más profundamente en esa ficción-de-novela. Entramos nosotros como lectores en ese mundo de novela, en otra historia, y acabamos advirtiendo no sólo que nos han transportado a otro universo, sino que la inmersión de aquel personaje fue total, que no se encuentra únicamente en el sofá leyendo, sino que también está dentro de la novela, también le han cambiado de universo.

Suzanne Moxhay

Suzanne Moxhay, artista británica especializada en collages fotográficos, asimismo nos propone una ficción, en el lenguaje de las imágenes, que es la ficción de todo foto-“montaje”. Pero hay algo más, se trata de la ficción de un ambiente exterior, de naturaleza, que se ha trasladado mágica y asombrosamente (con maestría de artista) a un ambiente interior enigmático.

Si en la historia de Cortázar (y en el poema derivado) hay una casa señorial y un bosque que la circunda (con senderos por donde discurre la trama hasta morir en la casa), en esta obra, “Arch” de Moxhay, encontramos estos mismos elementos, casa señorial y naturaleza, relacionándose de manera ficcional.

Enlace a la vida y obra de Suzanne Moxhay

Deja tu comentario si te interesa opinar. Gracias!

Contenido original. MBG – twitter.com/ComuniMan