Poema visual 5: La vida es bella, de Benigni

La vida es bella
Poema visual basado en este fotograma de La vida es bella, de Roberto Benigni.
Textos poéticos: MBG – twitter.com/ComuniMan.

Benigni, Guido;  crítica racismo;

fotograma escogido

¡La vida es bella! ¡Mirad qué orejas… cartílago móvil plegable! ¡Mirad estos músculos! ¡Mirad qué belleza! Así se pavonea Guido, subido a los pupitres, supuestamente enviado por los preclaros científicos racistas italianos. Se ha metido en un auténtico lío, y todo por seducir, siempre con ingenio, simpatía e insistencia inconcebibles, a la bella Dora, “nuestra Dora querida” en el poema visual.

Continuar leyendo «Poema visual 5: La vida es bella, de Benigni»

Si ésto es un hombre.

¿Cómo escribir sobre Auschwitz?La «Nueva Biblia»Sobre el mal y los «hombres corrientes»Un monumento a la memoriaLa problemática muerte de Primo Levi.Cita del «lenguaje nuevo»cita de la «plegaria de Kuhn»cita del no-sistemaSin aparatosidad y sin cóleraUna de las citas más impactantes del librocitas de la muerte en vidanotas al pie

Dedicatorias y comienzos impactantes.
Serie no-ficción.

[2]
Los que vivís seguros 
En vuestras casas caldeadas 
Los que os encontráis, al volver por la tarde, 
La comida caliente y los rostros amigos: 
Considerad si es un hombre 
Quien trabaja en el fango 
Quien no conoce la paz 
Quien lucha por la mitad de un panecillo 
Quien muere por un sí o por un no. 
Considerad si es una mujer 
Quien no tiene cabellos ni nombre 
Ni fuerzas para recordarlo 
Vacía la mirada y frío el regazo 
Como una rana invernal 
Pensad que esto ha sucedido: 
Os encomiendo estas palabras. 
Grabadlas en vuestros corazones
 

Al estar en casa, al ir por la calle, 
Al acostaros, al levantaros; 
Repetídselas a vuestros hijos. 
O que vuestra casa se derrumbe, 
La enfermedad os imposibilite, 
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro. 



En el prólogo de esta edición, Vicenç Villatoro se pregunta: ¿cómo se puede escribir literatura sobre Auschwitz? Una de las pesadillas recurrentes en el campo, era que lo contaban a los suyos y no eran comprendidos, o ni siquiera escuchados. Las palabras y los recursos literarios nunca son adecuados (suficientes, satisfactorios, pertinentes) ante el monstruo del horror, y en cambio, se impone el silencio…

Continuar leyendo «Si ésto es un hombre.»